Dibucuentos

Publica tus cuentos y lee todo aquello publicado en dibucuentos.com

Buscar

Buscar en Dibucuentos 

El rincon  Este es el rincón donde se publicarán tus cuentos y disfrutarás de sus lecturas

 

 

 

 

 

 

 

 

El mar de las sensaciones 

 

 

   relajateelájate un momento y sueña que vuelas sobre el murmurador mar de las sensaciones. Escucha cuando cantan los pájaros, cuando trina con su dulzura el ruiseñor y abre un poco tu corazón para que los bosques que los cobijan descubran tu sinceridad. Descálzate sobre las aguas en las que se han bañado los impuros y ahora están limpios de espíritu. Mira hacia ese mar cuajado de estrellas que es el espejo del cielo y, a la vez, atiende tus pasiones, que también reflejan en ti. Las manos que cogían la tierra, húmedas y encalladas, descubren la prisión que llevas dentro cada vez que remueven la tierra… cada vez que remueven el dolor. El aroma de la arena te recuerda aquel verano tan especial, aquellos felices días vividos, y los pájaros en el cielo asemejan pequeños barquitos que se han hecho a la mar, que vuelan lejos, recordando tu viaje de la felicidad.

   Ahora se oyen nuevos cantos que abren sus pétalos al viento y luego canciones doradas, engarzadas melodías que vienen y van con su vuelo armónico, orquestando el arrullo a los durmientes, levantando los ánimos de los dolientes, izando túmulos de pasiones en todos los corazones. Son palabras calladas que no importa si se están diciendo o sólo revolotean por los oscuros callejones del recuerdo. Ahora vuelve a pensar en la servicial mansedumbre de las olas, acalladas por los misteriosos delfines que les han suplicado el silencio para no herir su simbiosis con la naturaleza. No debes sufrir, como el frágil lirio con el viento del norte. Apacigua tu sed en el abrevadero anhelado, donde cada noche asoma la luna que viste de plata a los álamos que velan. Recuerda tu mar enfadado por una promesa incumplida que llora como el vientre vacío que un día perdió a su hijo. Y sus lágrimas de plata lavan la noche con rocío y sal, que curan sus llagas dolidas. Al rayar el día, un sol preñado de hermosura viste de colores las marismas dormidas, y las mariposas cabriolean en el aire y las abejas liban el polen del amor hecho perfume. ¿En qué otro lugar existe tanta belleza?: Sólo en ese mar, cuajado de sensaciones, perdido entre palmeras que suben tan alto que hablan con Dios de la pesca y del viento, de noches de luna llena y agua rielada, de canciones olvidadas allende de los mares que cantan pescadores a la estrella del Sur en noches templadas. Y un murmullo musical que rugen sirenas oscuras, emergiendo de profundidades ignotas para luego flotar como balsas de aceite a la deriva. Relájate un poco y luego sueña que vuelas sobre el murmurante mar de las emociones, sobre el hablador mar de las sensaciones.

 

 

 

 

 

Autor: J. Francisco Mielgo

03/04/2009

www.dibucuentos.com

Lecturas: 7006

 

 

subida Subir

 

 

 

 

 

 

Creative Commons License  Privacidad de Google  Renuncia legal  Condiciones   Política de cookies  Sitemap

dibucuentos by Francisco Mielgo Santiago is licensed under a

Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.